Hay un super poder que tenemos y que muchas veces no somos conscientes. Tenemos un poder que sana a cualquier persona que esté pasando un mal momento y, no tenemos muchas veces el valor de solar estas dos palabras que lo curan todo, que sacan una sonrisa a cualquier persona en cualquier situación, dos palabras que son muy fáciles de pronunciar porqué no tienen ninguna dificultad de pronunciación pero que dan pánico a la gran mayoría porqué no las escuchas casi nunca…TE QUIERO o T’ESTIMO.

Yo hace tiempo que tomé conciencia de este poder y las utilizo siempre que puedo, siempre. A mi madre se lo digo muchas veces, a mi padre un poco menos porque es muy cerrado y no se deja ni abrazar casi, a mi hermana alguna vez también se lo voy diciendo, a mis amigos más íntimos intento hacerlo algunas veces cuando la conversación me lleva a este punto…eso genera un vínculo con las personas que te aman, que te quieren en su vida. No es una incomodidad pero…a veces se sorprenden.

El otro día fui a visitar a una tía que es mi padrina también, y que está muy mayor. En su casa tumbada en la cama porque no se puede casi mover, estuvimos charlando un poquito. A mi esto me genera un poco de incomodidad porque ves como una persona se va apagando y me genera cierto «agobio».

Siempre al despedirme le hago dos besos y punto, pero el otro día me apetecía sacar el super poder y le dije: «T’ESTMO«. Recordaré siempre su gesto, su rostro, y lo recordaré siempre porqué fue una lección increíble. Su rostro cambió completamente, su cara se le iluminó en menos de un segundo, con un gesto de sorpresa pero de felicidad me devolvió el super poder y me dijo: «Jo també t’estimo«.

Ese fue un momento único y que no olvidaré jamás porqué fue algo que esperaba y no esperaba. Yo pensé que se sorprendería porque no se lo esperaba, pero la emoción y el sentimiento que percibí cuando vi su cara de sorpresa pero de felicidad, cuando vi como se le iluminaba la cara, como le cambiaba la energía, como cambió en un instante toda una energía cargada, vieja, agobiante por una energía llena, de amor, de cariño, de afecto….repito, no olvidaré jamás ese instante.

Y es por eso que quería hacer este post para alentar a que hagáis lo mismo, que no dejéis que vuestra mente os frene y no os haga decir un TE QUIERO o T’ESTIMO, en cualquier situación y a las personas que quizás menos se lo esperen. Y no tengáis miedo al pensar que pensará la otra persona, ya no es por ella, es por ti. LO QUE DAS ES LO QUE RECIBES.

Gràcies per llegir-me. Us estimo❤️

Categorizado en: