Intentaré hacer esta segunda parte intentado describir lo que siento en este proceso por el que estoy pasando ahora.

A nivel de creación de proyectos, de generar nuevas amistades, de cuidar a las que ya tengo, estoy en un buen momento. Mi proyecto Mentes Comprometidas va avanzando y de momento no me he encontrado ningún NO como respuesta a mis entrevistas. Obviamente tampoco intento tirar muy alto porqué a más seguidores, más difícil es poder hacer la entrevista pero en el caso de Francesc Miralles, fue una grata sorpresa.

Esto está haciendo que le dedique un buen tiempo y lo haga con mucha ilusión porqué es un proyecto que depende de mi. Eso hace que, aunque a veces me sienta agotado por cosas de mi alrededor, esto no me cargue anímicamente sino que lo pueda ir haciendo con ilusión.

A nivel de nuevas amistades, pues a partir de una página llamada AmigosBarcelona, he empezado a conocer nuevas personas con realidades similares, gente que se separa y necesita encontrar nuevos amigos para sociabilizar. Eso me está ayudando mucho para sacar de nuevo mi parte más extrovertida, aunque me está costando más de lo que pensaba, muchos años sin expresar esta parte de manera social.

Entonces ahora es cuando quiero hablar de la soledad que siento en mi interior.

Ya hace tiempo que no estoy con nadie y ya desde que lo dejé con la madre de mi hijo, tampoco con alguien que quiera hacer un proyecto de vida junto a mi. Eso en cierto punto, me hace sentir este sentimiento de soledad ya que ahora mismo me siento solo en mi proyecto de vida, y aunque obviamente somos nosotros quien hacemos un proyecto vital, somos seres sociales, familiares y como raza nos juntamos para sobrevivir.

Pues en esta situación me encuentro solo, sin nadie con quien compartir mis buenos y malos momentos, en parte me siento en una cárcel por algunas circunstancias personales y, aunque he aceptado y comprendido estas emociones, no dejan de estar.

¿Cómo puedo cambiar esta situación? Pues simplemente no sé como hacerlo la verdad. Todo el mundo dice: «Algún día cambiará cuando menos te lo esperes, no busques, eso viene» y yo digo, obvio, eso creo que lo sabe todo el mundo, pero esta invalidación emocional externa y seguramente interna, hacen que esta emoción de soledad no desaparezca.

Llegados a este punto he hecho algo que no quería, entrar en Tinder y Bumble pero pasa algo que siempre me ha pasado, mi perfil pasa desapercibido y me da especialmente pereza tener que estar deslizando para conectar con alguien y lo jodido es que ni así, y eso seguramente hacer que aún me sienta más solo. Lo que no quiero es que eso baje mi autoestima y a la mínima que me de cuenta de que esto está ocurriendo, deberé si o si, desinstalar esas apps.

De momento seguiré trabajando para seguir creando que es lo que yo sé, hacer cosas, empoderarme, sentirme más fuerte a través de lo que sé hacer, proyectos, simplemente espero tener el valor suficiente para lanzarlos adelante y que eso me guie hacia un mejor lugar en este mundo.

Categorizado en: