Hace tiempo que no expongo una reflexión en el blog y es que seguramente tenía otras cosas que contar.

Ya hace muchos días que me viene esta frase: «YO SERÉ COMO TU CREAS QUE SOY», y eso es difícil de cambiar porqué verás las cosas con tu creencia, con tu visión y eso a lo que tu lo llamarás de una manera, otros lo llamarán de otra.

Y ahora la reflexión que hago es…¿Cómo te sienta que alguien te diga que eres de una manera y que tu visión es totalmente opuesta? ¿Tienes la fuerza suficiente como para obviar ese mensaje que acabas de recibir?

Te pongo un ejemplo. Tienes un trabajo y normalmente has desempeñado ese trabajo de una manera correcta e incluso recibiendo felicitaciones en más de una ocasión pero, el jefe que siempre ha estado en el equipo se va a otra empresa y el nuevo jefe entrante, queriendo dejar su propia huella, empieza a decir que tu trabajo es una mierda, que no lo haces bien e incluso amenazando en que si no mejoras los resultados hay una puerta de salida esperándote. ¿Cómo te lo tomas? ¿Serías capaz de ver como el EGO del jefe está calando en tu pensamiento de como eres? ¿Cómo conseguir que esas actitudes no te afecten?

No pretendo en este post dar unas soluciones porqué ni tengo los conocimientos suficientes para poder darte un consejo ni tan solo tengo la experiencia de haber logrado cambiar eso en un momento dado de mi vida. He vivido estas situaciones pero nunca logré cambiar mi mentalidad en ese momento.

De la misma manera, a veces conocemos a personas de nuestro entorno que viven anclados en la memoria de quienes hemos sido en el pasado y difícilmente cambien su visión sobre nosotros. También ocurre que hay personas que SI se dan cuenta de tu cambio. ¿Y cual de los dos tiene razón?

Pues al final los dos tienen razón porque tu serás como ellos te quieren ver.

Este post pero si que me gustaría remarcar el «Tu eres como creen que eres PERO TAMBIÉN ERES COMO TU CREES QUE ERES» y lo pongo en mayúsculas, porque es lo más importante del post. No hagas caso de como los demás te digan que eres. Podrás escuchar a las personas que quieran ayudarte, siendo amables y ayudándote a mejorar de una manera sana, siempre desde la empatía y des del amor, pero no te hundas escuchando la gente que habla des del EGO y que es feliz viendo como los demás se sienten inferiores.

Tu eres más fuerte y tu vales más, porque tu vales lo que tu decidas que vales.

Un abrazo muy fuerte 🙂

Categorizado en:

Etiquetado en:

, ,