Empiezo este post comentando una cosa que estoy sintiendo últimamente y sin ningún motivo aparente. Entonces…¿Porqué tengo este sentimiento?

No sabría decir con exactitud de donde viene este sentimiento, mi vida no es para nada mala pero tampoco para tirar cohetes. Tengo a mis padres, tengo un trabajo digno, tengo amigos de verdad, tengo un hijo maravilloso, una familia, un techo donde dormir…pero aún así, con todo esto, no me siento realizado.

Obviamente mi Ikigai está más que descompensado y quizás estos proyectos que voy haciendo como los videos de YouTube, el Podcast, el Blog, las composiciones musicales…Todo esto me ayuda a sentirme mejor y a poder darle un poco de sentido a todo lo que vivo y a todo lo vivido pero aún así, siento en parte que estoy un poco perdido.

Quizás no, quizás estoy en el mejor momento de mi vida, aprendiendo mucho, leyendo mucho, conociéndome mucho….esto también es verdad, esta es la verdad, pero quizás al sentir que mi Ikigai está descompensado, pues siento esta nublina que no me deja ver la verdad, la realidad.

También tengo que decir que he estado leyendo un libro de Ana Gómez, del que hable en los últimos post, donde el mundo de las emociones está muy presente y esto seguramente, en mi inconsciente, también se están moviendo y trabajando cosas.

Se junta también la vuelta al trabajo donde me siento bloqueado, me siento perdido y muchas veces no se por donde tirar y eso me hace sentir un sentimiento de frustración y de impotencia, que me desespera, y me hace sentir un completo inútil. No lo soy pero es lo que mi cabeza me hace sentir.

Ayer empecé a leer el libro de Mazal de Francesc Miralles y os digo que me estoy emocionando, el protagonista lleva tiempo sufriendo el fracaso y necesita urgentemente alguien que le inspire y eso me toca muy de cerca. Aunque el fracaso no es lo que tengo en mi vida, si que hay algo dentro de mi que se siente fracasado, sin éxito, y yo que siempre me he considerado una persona fuerte, inspiradora, luchadora y que ha sentido el éxito en mi vida, ahora mismo me siento vacío.

¿Y porqué os cuento esto?

Pues porqué realmente me estoy dando cuenta que ahora necesito gente que me inspire, mi madre por ejemplo, es una fuente de inspiración y éxito, leer libros de personas que transmiten la pasión en sus libros como Ana Gómez, Francesc Miralles, Álex Rovira…todos ellos me están ayudando a dar sentido a todo lo que vivo y, estoy segurísimo, que parte de lo que vivo debe ser aprendido y analizado para poder ayudar a otras personas en un futuro, a través de los videos, canciones, posts o podcast, y es que es esto quizás lo que le da sentido y es por eso que sé que mi realidad no es perfecta pero para nada mala.

¿A ti también te pasa?

Un abrazo y una sonrisa 🙂

Categorizado en: