Llevo años intentado encontrar mi equilibrio emocional y parece que por fin, después de mucho trabajo, llega en cierto punto mi momento de equilibrio emocional. No estoy en absoluto perfectamente equilibrado emocionalmente, eso se lo dejamos a los gurús iluminados, pero creo haber conseguido una cierta estabilidad después de un año de un buen trabajo con mi psicóloga.

Todo esto está siendo también gracias a los proyectos iniciados (@mentescomprometidas y este Blog), y a la lectura (lo de la lectura algo inimaginable en mi porque en 35 años no había conseguido leer más de 10 páginas de un libro).

¿Y qué te ocurre ahora Jordi? Pues que me estoy acostumbrando a esta SENSACIÓN DE TRANQUILIDAD y eso en parte es algo bueno, porque me mantengo en un posición buena, pero hay una parte mala, al estarme acostumbrando estoy entrando en una zona peligrosa de confort, y entro en ese punto de que cada vez me cuesta más dejar entrar nuevas personas en mi vida, sobretodo nuevas amistades.

¿Porque estoy pendiente de no entrar en ese punto? Pues porque siempre me he considerado una persona generosa y poco cerrada, muy adaptativa, y ciertamente no quiero que esto cambie ya que me gusta y lo considero algo bueno.

Pero todo esto está cambiando en cuestión de días…

Y es que hasta ahora, se me ha hecho ciertamente difícil conocer a NUEVAS PERSONAS, no sabia por donde empezar y cuando lo intentaba me ponía muy nervioso, ansioso, porque claro, tenía que salir de esa zona de confort en la que estoy pero no sabia por donde empezar ni como hacerlo, y esto, se me hacía una montaña.

Pero el otro día un compañero de trabajo me habló de una página llamada Amigos Barcelona, donde hay varios grupos que hacen actividades, y esa está siendo mi nueva manera para empezar a relacionarme con nueva gente y salir de mi zona de confort y realmente me hace muchísima ilusión, mucha, porque vuelvo a conocer personas que quizás nunca conocería y me da esa oportunidad de adaptarme a las situaciones.

Realmente el primer pasó me ha costado mucho pero es verdad que el hecho de empezar a hablar por WhatsApp y no haber ninguna presión detrás, pues me ha ayudado a abrirme de nuevo con más tranquilidad.

También tengo la opción de jugar partidos de PADEL a través de Playtomic e intentar hacer deporte y conocer a nuevas personas, aunque solo sea para un partido, pero también es una manera para salir de casa y sociabilizar con el deporte.

Y por último, tengo la sensación de que si sigo con la ilusión de seguir desarrollando mis proyectos van a salir estas personas interesantes con las que crear un grupo más regular y con inquietudes similares, o a lo mejor inquietudes similares no pero una ilusión común que es crear ese tejido social que tanto necesitamos.

Todo se verá….mientras a trabajar el presente.

¿Y a ti, también te cuesta hacer nuevas amistades?

Categorizado en: